Fidel Castro y la Santería. Sobre la figura del dictador Fidel Castro siempre estuvo el mito que había algún trabajo de Santería.

Fidel Castro la Santería y su muerte.

Sobre la figura del dictador Fidel Castro siempre estuvo el mito que había algún trabajo de Santería que lo protegía, cosa que aprovechó Fidel Castro hasta el día de su muerte.

Desde su época en la Sierra Maestra, se decía que muchas de las personas cercanas a él, practicaban la Santería o el Espiritismo, entre ellos estaba René Vallejo, comandante del Ejército Rebelde  y su médico personal.

Hasta Celia Sánchez su secretaria y amiga íntima, también se comentaba que hacías trabajos de Espiritismo para  que se le abrieran los caminos al dictador. Haydée Santamaría, combatiente del moncada y presidenta de Casas de las Américas hasta que se suicidó en 1980, era otra que también estaba encargada de los trabajos de Ebbó que se le hacían a Fidel Castro.   

Historia de Fidel Castro la Santería y su muerte.   

Fidel Castro y la Santeria. 

Según cuenta el escritor norteamericano Richard de Broussard, la relación de Fidel Castro con el mundo de la Santería se remonta desde sus primeros momentos del grupo guerrillero en la Sierra Maestra. 

En el libro «Las claves del poder mundial”, de los periodistas españoles Jose Lesta y Miguel Pedrero. Asegura que el dictador cubano encargó a santeras nativas  de las montañas de oriente, que le fabricaran a él y a su hermano y otro selecto grupo de sus más allegados, unos resguardos protectores. 

La condición impuestas por las santeras era que devolvieran los talismanes protectores, una vez que hubiese triunfado la Revolución, aseguró Broussard quien pudo entrevistar a la persona encargada de devolver los resguardos que actualmente reside fuera de Cuba. 

Aunque esta versión no está confirmada por otras fuentes, algunos ex oficiales cubanos confirman la existencia de un cuerpo secreto llamado “Grupo M”, encargados de aplicar poderes de santeros y paleros en asuntos militares.

Sobre estas prácticas un oficial de la inteligencia cubana llamado Eduardo Rodriguez, uno de los fundadores de la Seguridad del Estado, quien desertó en 1995, entregó al FBI un detallado informe sobre el uso de la hipnosis, los trabajos de santeria, la parapsicología y las drogas por oficiales del G-2 cubano para interrogar, chantajear e intimidar tantos a nacionales como extranjeros.

Muerte de Fidel Castro y su relación con la Santería

Después de la muerte del dictador Fidel Castro, muchos practicantes de la religión yoruba en la isla trataron de darle un sentido religioso y ceremonial a todo el recorrido de sus cenizas por toda Cuba que duró 9 días. En esos días muchos santeros recomendaban salir a la calle con la cabeza cubierta, porque según ellos su espíritu andaba por ahí y “allá a quien se le encarne”.

Fanáticos del dictador decían que tenía coronado Oshún, Otros que conocían algo de la religión sostenían que a los santeros no se le incinera. Algunos Babalawo afirmaban que su espíritu ya había pasado por el Ituto, ceremonia fúnebre  que se le practica a los consagrados entre el fallecimiento y el entierro del cadáver, donde se rompe la tinaja del río, la misma que usó el día en que se coronó.

 Otros santeros recuerdan su paso por África y dijeron que había hecho Oddua porque en la ceremonia en Nigeria había elefantes. Comentaban algunos… Imagínate si es fuerte que Oddua es el capataz de los muertos y así ha tenido al pueblo de Cuba, como muertos vivientes. 

También hay quien cree y me incluyo que nunca se sabrá donde está realmente enterrado su cuerpo y que toda esa exhibición por toda Cuba fue un montaje, para alimentar el mito de hombre invencible y protegido por poderes oscuros. Muchos coinciden que el santero que tenga un hueso o hasta un poco del polvo de su incineración, puede hacer tremenda brujería.

A pesar que el dictador cubano Fidel Castro siempre se vendió como una persona atea y materialista, pero para nadie es un secreto que todos estos mitos sobre sus creencias en la Santería le vinieron muy bien para formar su personaje de hombre invencible.  Y alimentar en sus seguidores y detractores la creencia, que tenía algún pacto con el diablo que lo protegía de todo lo malo que le pudiera suceder, pero como buen mortal su vida llegó a su fin y ni con su ejército de Santeros y Babalawo se pudo salvar.

4.7/5 - (22 votos)
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No Pierdas Noticias o Historias Importantes. Subscríbe a Nuestras Newsletter.

Recomendado
La cerveza cubana, desde su primera producción, junto al Ron…
Cresta Posts Box by CP