Manuel Urrutia, fue puesto en el cargó por el dictador Fidel Castro, para lograr su objetivo de perpetuarse en el pode en Cuba.

Manuel Urrutia fue el último presidente constitucional que tuvo la República de Cuba.

  

Con la huida de Fulgencio Batista en la madrugada del 1 de enero de 1959  y la renuncia de Anselmo Alliegro, su primer ministro, el 3 enero de 1959, Manuel Urrutia asumió como presidente de La República de Cuba, para que la revolución cubana fuera reconocida por los Estados Unidos.

 Esta fue una jugada maestra del dictador Fidel Castro, donde obtuvo con éxito que el gobierno norteamericano aceptara a Urrutia por ser considerado cristiano y de centro derecha.

Urrutia cuando triunfó la revolución cubana se encontraba exiliado en Venezuela, regresó el 2 de enero de 1959 por orden de Castro, para que tomara posesión del cargo y designara a Jose Miro Cardona como primer ministro. Fue el único que en teoría podía darles órdenes al comandante y el hombre que estuvo por encima del dictador Fidel Castro, pero esto no sucedería por mucho tiempo, fue el último presidente de derecha que tuvo Cuba. 

¿Quién fue Manuel Urrutia Lleó?

Manuel Urrutia nació en Yaguajay, provincia Las Villas, el 8 de diciembre de 1908. Estudio en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, la carrera de abogado. Estuvo en contra de la presidencia de Gerardo Machado, también se opuso desde 1934 al gobierno de Fulgencio Batista, desde su cargo de magistrado de la Audiencia de Santiago de Cuba, posición que desempeñó entre los años 1949 a 1957.

En su condición de presidente de la Sala Tercera de lo Penal, de la Audiencia de Oriente el 14 de marzo de 1957, tomó una decisión controversial en el juicio a unos jóvenes que apoyaron el desembarco del Granma, Urrutia dijo que no se podían condenar porque lo que habían hecho estaba Amparado por la Constitución de 1940 y el pueblo tenía el derecho de rebelarse contra un gobierno dictatorial. 

Esta decisión de Urrutia, le trajo como consecuencia, una persecución política que lo obligó  a salir del país hacia Venezuela. Por esa actitud Fidel Castro pensó en él para ponerlo como presidente de Cuba y lograr el reconocimiento del gobierno de Estados Unidos que necesitaba en los primeros días del triunfo de la revolución y tramar todo lo que vino después.  

¿Qué le pasó al presidente Manuel Urrutia con el dictador Fidel Castro?

Estando Urrutia en el poder una de las primeras medidas que quería implementar era cerrar los prostíbulos, casinos y loterías  bajo el precepto que estos habían sido durante mucho tiempo influjo sobre los políticos cubanos. Esta medida desató protestas de los empleados de esos negocios. Castro quería mantener todo en calma y evitar las revueltas y convenció a Urrutia para que no implementara  la medida, hasta que los trabajadores encontraran un empleo alternativo. 

Así progresivamente el poder de Urritia iba disminuyendo mientras el de Fidel Castro aumentaba al punto, que el 16 de febrero obligan a renunciar al su  primer ministro Jose Miro Cardona, puesto en ese cargo por Manuel Urrutia y en su lugar el que los sustituye fue el propio Castro reduciendo al presidente a una figura decorativa como Jefe de Estado.

Ahí empezaron las discusiones entre el presidente y el líder de la revolución. Castro quería que Urrutia se bajara el salario que era el mismo que cobraba Batista. El Jefe de Estado  quería convocar a elecciones libres lo antes posible, para no romper el hilo constitucional, ya que Urrutia era un activo defensor de la constitución de 1940. 

A  lo que el dictador Fidel Castro se negó rotundamente, alegando que no quería volver a la época de los politiquería y los partidos corruptos. Nada que la intenciones de Fidel Castro de perpetuarse en el poder fueron claras desde el principio. 

El periodico Avance, un diario de corte comunista acusó públicamente al presidente Manuel Urrutia de haberse comprado una finca de lujo, lo que fue interpretado por los revolucionarios como una traición a sus principios. El presidente negó rotundamente la acusación y ordenó una investigación al diario por difamación. Castro intervino y dijo que el poder del Jefe de Estado era sólo nominal y que Urrutia no tenía la autoridad para ordenar nada. 

Los comentarios críticos de Urrutia en público, cada vez más fuerte contra la influencia comunista en el estado  cubano  y en el poder legislativo, fueron distanciando cada vez más la relación con el líder de la revolución.

A los 7 meses de haber asumido el cargo, el 17 de julio de 1959 el presidente Manuel Urrutia es obligado a renunciar. Primero Fidel Castro renunció como primer ministro en protesta por la actitud anticomunista del precidente Urrutia, que segun el dictador  esta teniendo un efecto perjudial en la filas de la revolucion cubana.

Castro aprovechando el sentimiento de apoyo que tenía en el pueblo cubano, provocó una manifestación popular, contra el Jefe de Estado frente al Palacio Presidencial, pidiendo la renuncia inmediata de Urrutia, se puede decir que este fue el primer acto de repudio que se dio en Cuba, estimulado por el dictador Fidel Castro. Manuel Urrutia viendo que había perdido todo el apoyo y que no existía un ejército constitucional que lo defendiera, aceptó la renuncia.

Después de cumplir su objetivo, el 23 de julio Fidel Castro regresó a su puesto de Primer MInistro y nombró como presidente a Osvaldo Dorticos Torrado, que era un comunista declarado y más afín a las reformas socialistas que quería implementar,el dictador para perpetuarse en el poder en la isla.

Dorticos años después terminó pegándose un tiro en la cabeza, quizás por remordimiento, por haber sido utilizado por Fidel Castro. En 1976 con el objetivo de eliminar la constitución de 1940, el régimen cubano crea su propia constitución y elimina la figura del Presidente de la República, responsabilidad que asume el dictador Fidel Castro.            

Manuel Urrutia una vez fuera del poder y debido a la persecución política que fue sometido  el y su familia, se ve obligado a pedir asilo político en la embajada de Venezuela, fue recibido por el personal diplomático en medio de una balacera, cuando la embajada fue rodeada sin respetar la inmunidad diplomática, por los revolucionarios que estaban persiguiendo a otros refugiados cubanos que trataban de salvar sus vidas.

¿Cuál fue el final de Manuel Urrutia Lleó? 

Desde ese momento vivió refugiado en las embajadas de Venezuela y México en la Habana hasta que finalmente por un salvoconducto pudo abandonar el país rumbo a Estados Unidos en 1963. Ya en el exilio combinó su activismo  político en contra del régimen cubano, con el de profesor de Español en una escuela en el barrio neoyorquino de Queens. Murió el 5 de julio de 1981 en la ciudad de New York en Estados Unidos.

Manuel Urrutia fue un instrumento como muchos otros que Fidela Castro supo aprovechar muy bien, para lograr su objetivo de engañar al pueblo cubano y finalmente instaurar en Cuba un estado socialista, para su beneficio propio y de su familia. Los cubanos hemos pagado bien caro haber permitido que se haya roto el hilo constitucional de la República de Cuba.   

Rate this post
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No Pierdas Noticias o Historias Importantes. Subscríbe a Nuestras Newsletter.

Recomendado
En Cuba en  la época de la república, existieron muchos…
Cresta Posts Box by CP