José Martí. A medida que se conocía más el talento y el patriotismo de Jose Martí , más creció entre los cubanos la admiración por el héroe.

¿Era José Martí, el apóstol cubano adicto a la bebida?.

Jose Marti, el apóstol cubano era adicto al alcohol. Esto es lo que se conoce como la “Leyenda Negra de Martí”, que lo describe como un borracho mujeriego que lo llamaban “Ginebrita”, esta calumnia sobre el apóstol, aun se le escucha a muchos cubanos repetir sin conocer que el origen de tal mentira fue una fabricación de los enemigos de aquella época de la independencia de Cuba. 

A medida que en la isla se conocía más el talento y el patriotismo de Jose Martí , más creció entre los cubanos la admiración por el héroe, pero no por eso sus enemigos dejaron de recurrir a la burla para desacreditar al apóstol.  

Así dijo Marti de sus agravios: “Los hombres no perdonan jamás aquellos a quienes se le han visto obligados a admirar.” Y en otra ocasión dijo explicando su silencio ante las críticas: “El hombre honrado no va a salir a la calle a aplastar todas las víboras que le salen al camino, porque se le ensucian los talones. Padece y espera, con fe en la virtud”.

¿Era José Martí adicto a la bebida?

José Marti como todo hombre importante, si bien fue admirado por unos también fue odiado por sus enemigos que se encargaron de hacer caricaturas burlescas en los diarios de la época, para quitar protagonismo y credibilidad al apóstol. 

Especialmente un semanario llamado “La Política Cómica” que en una caricatura del 25 de marzo de 1895, dibuja a José Marti en un lugar público junto a una mesa con una botella y una mujer sentada en sus piernas. 

Lo cierto es que Marti no tomaba Ginebra, ni era adicto a ninguna bebida alcohólica. Bebía Mariani, una bebida que fue creada por el químico ítalo- francés Ange Francois Mariani, que desarrolló en 1863. Una bebida tónica, realizada con vinos de burdeos y extracto de hojas de coca, muy comercializada en la época con el nombre de Vin Mariani. Según se describe, era la preferida por el papa León XIII, el presidente de Estados Unidos McKinley, la Reina Victoria de Inglaterra y el gran inventor Thomas Edison.

Según cuenta el historiador Carlos Ripoll, especialista en la vida de José Martí, no existe evidencia alguna de que hablara que el apóstol tomará Ginebra, ni alguna bebida semejante, mucho menos que tuviera padecimientos alcohólicos, ni dependencia de esta sustancia que en exceso puede ser muy dañina para la salud. 

En una ocasión José Martí, el apóstol cubano escribió sobre la prudencia al beber cuando dijo: “El vino sano y discreto que repara las fuerzas perdidas”, al mismo tiempo apunta sobre los efectos letales del alcohol al comentar “Los alcoholes abominables agobian y embrutecen”. 

Esta calumnia sobre la adición del apóstol a la bebida, que se ha repetido muchas veces hasta el cansancio y que ha llegado a nuestros días como una verdad que muchos cubanos repiten sin saber en realidad la verdadera historia de descrédito que sufrió el hombre más grande en la historia de nuestra patria, nuestro apóstol y maestro José Martí. Sirva este modesto artículo para desmentir esta vil mentira.  

5/5 - (11 votos)
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No Pierdas Noticias o Historias Importantes. Subscríbe a Nuestras Newsletter.

Recomendado
La profecía sobre Cuba de Antonio Maria Claret: Muy pocos…
Cresta Posts Box by CP